Recreación histórica del asalto al Molino de Montecorto en las marismas de San Fernando.



Asociación Torrijos 1831

Ocurrió durante el sitio que los franceses sometieron a Cádiz, entre 1810 y 1812. Un día, el vigía español situado en el adarve de la torre de Zibrelo, en pleno corazón de la calle Real, del actual San Fernando, dio la alarma. El oficial responsable de la vigía valoró el hecho: los franceses se habían aproximado peligrosamente a las baterías españolas de Los Ángeles y Gallineras, poniéndolas en peligro de ser asaltadas. Para evitarlo, las lanchas cañoneras españolas dispuestas en el canal de Sancti Petri, entraron  en acción. Las lanchas avanzaron sigilosamente durante la noche por el caño de la Borriquera en dirección al Molino de Montecorto, ocupado por los franceses que habían logrado fortificarlo. La artillería francesa reaccionó con rapidez obligando a las cañoneras a retirarse, aunque éstas mantuvieron un fuego vivo contra las napoleónicas. Inesperadamente, surgió un brioso ataque de la infantería española por la espalda del molino que cambió de signo el combate, cayendo prisionero el destacamento francés. A partir de ese momento, el Molino de Montecorto se convirtió en un puesto avanzado de observación, en la línea española. Más datos para los lectores que habitualmente nos siguen, a continuación.








 






 
La recreación histórica del asalto al Molino de Montecorto.

La asociaciones de recreaciones históricas, Fundación del Legado de las Cortes, Por la Resistencia de Algodonales y Torrijos 1831, han llevado a cabo el pasado día 23 de septiembre la representación del asalto al Molino de Montecorto. en las marismas de San Fernando, brillando el manejo de la artillería isleña a cargo de los Voluntarios de Cádiz, las disciplinadas descargas del Regimiento francés, integrado por la gente de Algodonales, así como las descargas del Regimiento de Infantería de Málaga y el asalto final de esta unidad a la posición francesa; exhibición muy aplaudida por el público de San Fernando y Puerto Real que acudió a la recreación histórica. Estuvo presente en los actos, la alcaldesa de San Fernando y el primer teniente de Alcalde, que se fotografiaron con nuestro Regimiento de Infantería de Málaga. Al terminar, hubo una comida de hermandad en un conocido hotel de San Fernando.

 



El Regimiento de Infantería de Málaga actúa un año más en la recreación histórica del Sitio de Cádiz.

Asociación Torrijos 1831

Históricamente, está demostrado que el Regimiento de Infantería de Málaga participó entre 1811 y 1812, en la defensa de la Isla de León y de la propia Cádiz, siendo por ello por lo que nos gusta acudir a San Fernando, para representar en las defensas del puente Zuazo, que aún perduran, las vicisitudes de aquel puñado de malagueños que, junto a otras unidades españolas y británicas, defendieron el perímetro, en toda su largura, del canal de Sancti Petri. Lo hacemos con otros colectivos recreadores muy distinguidos en Andalucía y de acreditada personalidad, como Fundación del Legado de las Cortes, o Por la Resistencia de Algodonales, cuyos integrantes son excelentes recreadores y, como personas, de fácil trato, sabiendo practicar una sana camaradería, mostrándose alejados de vanidades y engolamientos, que determinan conductas y formas proceder, negativas. La Asociación Legado de las Cortes, dirigida por ese buen compañero que es Paco León, se ha mostrado un año más como una excelente anfitriona, volcándose en atenciones con los recreadores invitados. El Regimiento de Infantería de Málaga, reconstrucción de la Asociación Torrijos 1831, formó y partió de los antiguos edificios del Real Carenero, situado junto a las baterías del Zuazo. Más detalles para los lectores que habitualmente nos siguen, a continuación.













Desfile hasta la batería de San Ignacio.

El Regimiento de Infantería de Málaga formó en el pequeño puerto del Real Carenero, para marchar desfilando hasta la batería de San Ignacio, haciéndolo sus componentes con prestancia y orden, y atravesando el camino del Suazo. Una vez allí, el público amante de este tipo de recreaciones, aplaudió la llegada.
Tras una hora en la batería recreando la vida cotidiana en la misma, durante el Sitio, las recreaciones históricas se prepararon para realizar una réplica de lo que fue el combate entre españoles y franceses disputándose el molino de Montecorto. Éste y otros detalles lo publicaremos en un siguiente artículo.



El capitán Vicente Moreno Baptista vuelve a la actualidad nacional gracias a la pluma literaria de José María Casas


Fascinado con el personaje de Vicente Moreno, capitán que fue del Regimiento de Infantería de Málaga, y guerrillero en 1810, con triste final en Granada donde fue conducido al patíbulo por los franceses; el madrileño José María Casas Santero ha sabido reconstruir para una divulgación a nivel nacional la vida del héroe antequerano, a través de su novela histórica “El capitán Moreno”, editada por “SND Editores”. Emocionante ha sido, sin duda, el encuentro que con él han mantenido varias personas en Málaga, distinguidas por lo que cada uno ha hecho por la memoria del personaje de Moreno, junto a lo que fue en 1810, la Cárcel de Málaga (esquina entre la Plaza de la Constitución y calle Granada), lugar donde, de forma dramática, fueron ejecutados seis de sus compañeros, capturados con él en Navazo Hondo; nos referimos a Marion Reder, catedrática de Historia; Pedro Pérez Frías, doctor en Historia y gran investigador de Moreno; y Esteban Alcántara, que visualizó y expuso a través del libro “Málaga frente a la Guerra de la Independencia”, la vida de Moreno, en las dos ediciones de 1996 y 2008. A los cuatro se les ve juntos en la foto de texto. El libro recoge un agradecimiento a la Asociación Torrijos 1831 y una foto en la que nuestro colectivo recrea la muerte de Moreno, bien interpretado por nuestro compañero Sergio Doménech, profesor de Historia. Más datos para los lectores que habitualmente nos siguen, a continuación. 


Actividades de la Asociación Histórico Cultural Torrijos 1831 en torno a Vicente Moreno.

Por ser la recreación histórica “Regimiento de Infantería de Málaga” la insignia del colectivo en cuanto a las actividades de la Guerra de la Independencia, y por darse la circunstancias que el capitán Vicente Moreno es uno de los personajes más carismáticos en el historial de esa unidad, de la que recibió su historial el Regimiento de Infantería Melilla nº 52, último de guarnición en Málaga; nuestro colectivo ya ha hecho un buen número de homenajes a Moreno, desde 2007 hasta el actual 2018, tanto en Antequera, su lugar de nacimiento, Málaga, Granada, Riogordo, Almonacid, Ocaña, Arquillos y Cádiz, todas ellas localidades vinculadas con la vida de Vicente Moreno; no siendo casualidad que a la Asociación Torrijos 1831 le hayan entregado su bandera estos Ayuntamientos, por la labor histórico-cultural realizada. Por lo emocionante que es rendirle homenaje ante la estatua que el héroe tiene en Antequera, adjuntamos unas fotografías
de esos intensos momentos.